Casualidad

DSC02447aa

Aunque toda mi vida me había acostumbrado a que sucediera eso continuamente, desde que me vine a vivir a Madrid, por motivos obvios, ya no ocurría y había perdido la costumbre de oír esos comentarios y vivir esas situaciones casi a diario… hasta ayer.
Estaba en el trabajo con dos compañeros y se nos acercó una chica para preguntarnos algo. Después me dijo:
-¿Tú has trabajado en una cafetería en Logroño?
Yo al principio me quedé, puede que un par de segundos, pensando en por qué me preguntaba eso. Me podía confundir con alguien, eso puede ser normal, pero con alguien de Logroño… Si todavía hubiera vivido allí, enseguida habría respondido, casi de forma automática, hasta que caí en la cuenta y dije:
-No, pero tengo un hermano gemelo allí que sí trabaja en una cafetería.
Ella me miró extrañada añadiendo:
-¿Estás seguro de que no eres tú?
-Seguro. Mi hermano gemelo vive allí y trabaja en una cafetería. ¿Eres de Logroño? -pregunté.
-No -contestó ella-, pero estuve en Semana Santa allí y me pusiste el café todos los días.
Me entró la risa.
-¿Tanto os parecéis? -me dijo uno de mis compañeros.
-Sí -contesté.
-Como dos gotas de agua -concluyó ella yéndose.
Nos quedamos los tres riéndonos de la situación y, sobre todo, de la casualidad.
Que me confundieran con él cuando vivía allí era normal, pero que alguien nos viera a cuatrocientos veinticinco kilómetros de distancia… eso sí que es curioso.
Situaciones que vivía a diario y que ahora se convierten en anécdotas divertidas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s